EDUCACIÓN CENTRADA EN LA PERSONA  

 

         Basada en los fundamentos filosóficos, como marco teórico. En una educación personalizada, consideramos de primera necesidad, reflexionar la idea de hombre y mujer como persona. Conociendo y respetando la singularidad que cada uno posee. Considerando las aspiraciones enormes que cada ser humano posee, confiando en que cada niño y niña puede ser y es lo mejor en la medida que sea apreciado, escuchado y comprendido.

         El aprendizaje será gestado por él y ella (en el trabajo personal), y descubrirá sus propias vivencias, para luego compartirlas con los demás, con la guía del mediador y otras personas de la comunidad (relaciones interpersonales).

         Se respetará el ritmo propio de cada alumno y alumna, los intereses, sus virtudes y limitaciones. Se le motivará a aprender a aprender y estar abierto a cambios.

         El educador será autentico y tendrá las actitudes adecuadas para ser un verdadero mediador a su propio estilo, empleando métodos creativos y renovados. Adaptará el currículo a las necesidades personales, en conjunto con el trabajo del especialista adecuado, según la necesidad (déficit atencional con o sin hiperactividad), haciendo permanente diagnóstico.

         Las características estudiadas en los fundamentos filosóficos pasarán a ser objetivos permanentes. El educador mostrará una actitud de compromiso, responsabilidad, orden, organización e interés por aprender o descubrir experiencias nuevas, disfrutando y compartiendo plenamente con los niños.



IMG_7744_edited.jpg

Laboratorio de computación con equipos de punta.

ordenador-de-sobremesa-la-casa-la-habita